Esta muñequita se ha ganado el corazón del mundo entero.

La muñeca María es una de las artesanías más típicas de México y aún en algunos lugares del país sigue siendo un juguete muy popular entre los niños y niñas. Se trata de una colorida muñeca hecha de tela con vestidos coloridos, trenzas negras y listones de colores en el cabello.

Muy pocos lo saben pero estas muñequitas mexicanas están ¡llenas de historia!

El origen de la muñeca María se puede perseguir casi hasta la época prehispánica. El juego con figuras de barro y otro tipo de muñecos ha estado presente en casi todas las culturas.

En México, las primeras muñecas prehispánicas, de arcilla, palma y cabellos de maíz, se colocaban en los sepulcros de los niños, como protección contra los malos espíritus.

Con la llegada de los españoles a México, llegaron nuevas costumbres, alimentos, y, también, juguetes.

Uno de estos fueron las muñecas de porcelanas que representaban a las personas de tez blanca y cabellos dorados, o sea, a los europeos. Ante esto, los integrantes de la etnia mazahua, representativa del estado de Michoacán, decidieron crear una muñeca que se viera y se vistiera como las mujeres de la región.

Eventualmente la muñeca de perfeccionó a lo largo del siglo XIX y el XX. Con el paso del tiempo, estas muñecas empezaron a representar a las mujeres de la cultura mazahuas que recorrían las calles de la Ciudad de México y a quienes se les llama “Marías”.

Hoy en día, hay una gran variedad de muñecas derivadas de las Marías, todas con elementos representativos de su región de origen. Por ejemplo, en las costas puedes encontrar sirenas. Mientras que en el estado de Guanajuato se crearon las “Lupitas”, hechas con técnica de cartonería, pintadas con atuendos florales y figuras geométricas.

Durante los 40’s surgió un fenómeno cultural, el “mexican curious”. Este consistIó en la llegada de extranjeros a México, atraídos por el nacionalismo mexicano que fomentaban sus gobernantes y artistas.

Durante esta etapa, encontraron en las muñecas María una forma de expresión de “Lo Mexicano”. Hoy, la muñeca María es una artesanía típica y se convirtió en digno adorno del mexicanismo. Son pocas las personas que realmente las usan como muñecas para jugar.

Actualmente, los diseñadores se han dado a la tarea de plasmarlas en playeras, posters, alcancías o murales.

 

(0)

Las muñecas de trapo son las favoritas de las niñas desde hace mucho tiempo. Son muy fáciles de hacer con retazos de tela o tela vieja que estás por desechar. Puedes hacerlas lo más sencillas o complejas que quieras. Incluso puedes ajustar algunos detalles para que sean seguras para los bebés. Sin importar si decides hacer una muñeca “sin costuras” o una más tradicional, crearás algo único y de corazón.

Elige la apariencia que quieras para la muñeca. Elige si quieres hacer una persona o un animal. Empieza con el color de la tela. Cualquier tela sencilla funcionará, pero puedes elegir algo que sea de color piel. Elige el color del cabello y los ojos. Si quieres hacer un animal, también debes decidir el color de los bigotes.Tradicionalmente, las muñecas de trapo se hacían con trozos de tela (retazos). Trata de encontrar suficiente tela para reciclar de una funda de almohada, una camisa vieja o la ropa que ya no te queda.

Dibuja el contorno de la muñeca en un retazo. Para que sea más fácil, puedes descargar patrones gratuitos de algunos sitios web, como AllFreeSewing.com, Pinterest u AllCrafts.net. Luego, dibuja el contorno en la tela. Agrégale un poco más de ancho, aproximadamente 1 o 1 ½ cm (½ a 5/8 de pulgada) en todo el exterior del contorno para dejar espacio para la costura. Utiliza una tiza de sastre o un lápiz lavable para marcar la tela si no quieres que queden marcas visibles.Coloca debajo una segunda capa de tela. Coloca juntos los lados derechos de la tela. Corta la línea externa del patrón. Asegúrate de cortar ambos trozos de tela a la vez. Será más fácil realizar este paso si mantienes el patrón sobre la tela.

Ensambla las partes. Sujeta la tela con alfileres. Cose la mayor parte del contorno y deja una abertura para introducir el relleno.

Libera las costuras de las curvas y las esquinas. Coloca las tijeras entre las piernas de la muñeca y haz cortes triangulares en el margen de la costura. Ten cuidado de no cortar la costura en sí.

Gira la muñeca hacia afuera. Hazlo pasando la tela por la abertura. Utiliza la parte del borrador de un lápiz para empujar las partes más pequeñas del cuerpo.

Rellena la muñeca. Puedes utilizar el relleno que quieras. Puedes comprar relleno de fibra de poliéster en cualquier tienda de artículos para manualidades. Si quieres algo más natural, utilizar unas bolas de algodón. Si en verdad quieres algo muy ecológico, puedes utilizar hilo o retazos de tela que hayan sobrado de tus proyectos anteriores.

Dobla los bordes de la abertura hacia adentro. Cóselos para cerrarlos. Puedes hacerlo a mano o con una máquina.

Haz las articulaciones de los brazos y las piernas. Utiliza el marcador o la tiza para marcar el lugar donde se unirán los brazos y las piernas al cuerpo de la muñeca. Cose en las cuatro marcas. Saca la aguja por el otro lado. Cuando termines, deberá quedar una hendidura pequeña entre el cuerpo y las extremidades.

Agrega los rasgos faciales. Cose unos botones para hacer los ojos y la nariz. Si la muñeca será para un bebé o un niño pequeño, utiliza hilo para bordar en su lugar para evitar los riesgos de asfixia. Utiliza un hilo rojo o para hacer la boca

Haz el cabello. Para este paso, puedes utilizar hilo o cuerda. Elige un color negro, marrón, amarillo o rojo para crear un cabello natural. Si quieres hacer una muñeca punk, elige un color rosa, púrpura u otro color de moda. Para completar el peinado, haz lo siguiente:

  • Decide el largo que quieres para el cabello de la muñeca. Corta el doble de ese largo.
  • Coloca el centro del hilo en medio de la cabeza. Sujétalo con alfileres en su lugar.
  • Cose el centro del cabello en la cabeza. De esta forma, crearás una raya en el centro del cabello.[2]
  • Pega o cose el resto del cabello cerca de donde quedarán las orejas.
  • Si quieres, pega o cose más cabello en la parte de atrás de la cabeza de la muñeca.
  • Si la muñeca tiene el cabello largo, trénzalo o hazle unas coletas a los lados.

Haz ropa para la muñeca. Descarga unos patrones gratuitos de algunos sitios web de diseño o crea tus propios patrones dibujando los contornos en periódico. Dibuja el contorno en la tela que prefieras. Corta el diseño y cose todo para unirlo. También puedes hacer un atuendo sencillo sin costura con pegamento para tela.

(0)

Tu puf de jardín, siempre perfecto

Si quieres que tus puf de exterior, y en general cualquier mobiliario o decoración textil lleguen en perfecto estado para disfrutarlos la próxima primavera, sigue algunas pautas de mantenimiento sencillas y lógicas.

Pufs, cojines, toldos, lonetas … todos ellos necesitarán estar un poco a cubierto. Cojines y lonetas por ejemplo dentro de algún baúl de jardín estarían perfectos, ya que no suelen ocupar demasiado, toldos a ser posible siempre recogidos excepto cuando realmente quieras darles uso, y con los pufs lo mejor es tenerlos cubiertos, si no puedes meterlos a casa, garaje o trastero, lo recomendable será cubrirlo completamente con alguna bolsa enorme como en la que recibiste el puf al comprarlo o cualquier impermeable que se suele usar para cubrir las mesas.

Si eres de los que además tienes un rinconcito con una mesa y sillas, tal vez no estaría de más dejar el puf guardado debajo de la mesa, así nos aseguramos de que la lluvia y el granizo no puedan llegarlo a dañar aun teniendo un cobertor.

 

Algunos consejos básicos para el cuidado del puf:

  • En primavera/verano dejar el puf a la sombra mientras no se usa, y tal como hemos comentado anteriormente, en otoño/invierno cubrirlo. Con estos simples gestos estaremos cuidando su colorido además de evitar que se ensucie de polvo o tierra. Sobre todo el sol de verano suele ser muy dañino con las prendas textiles.
  • Si llueve y su puf impermeable estaba a la intemperie asegúrese de que se seque bien por todas partes antes de guardarlo, la humedad podría provocar manchas de humedad.
  • Durante primavera y verano cuando más se usan, no hace falta estarlos guardando, así que posiblemente el polvo pueden ponerse en la superficie del puf, limpiarlo es sencillo, los pufs impermeables permiten que puedas limpiarlos con un paño y jabón neutro, e incluso si quieres puedes darles con la manguera o un cubo con agua para enjuagarlos.

En realidad, para los puf es así de simple:

En verano que no estén expuestos constantemente al sol o perderán colorido y en las estaciones más frías y lluviosas mejor cubrirlo para evitar humedad y fragilidad en el cosido.

Con estas sencillas pautas puedes tener un puf para tu jardín, terraza o balcón en perfecto estado durante muchísimos años.

(0)

Porque gusta tanto el puff Deluxe desenfundable?

Este modelo de puff es increíble, lo he probado y es de los mejorcitos que hay en el mercado. Pero esta entrada de blog no es para hablar de mi o de mis gustos, sinó para facilitaros opiniones de otros compradores.

Creo que nadie mejor que ellos para contarles las bondades de este puff, como les ha parecido la tela, si es del tamaño esperado, el color, si va bien relleno… vamos lo más importante a saber cuando buscas comprar puff por internet y te asaltan dudas.

 Puf grande – Desde que abrí el paquete me sorprendió, es muy comodo, y el color precioso.

Nos encanta! – Nos encanta el puff tanto que vamos a reemplazar el sofa con otro puff mas. La calidad es buena. Suave al contacto. Lo das forma a tu gusto. ENCANTADOS!!

Puff perfecto – Es un puff espectacular, nunca he probado ninguno así.

Producto de 10 – Tras buscar por muchas tiendas me decante por esta. Compré el Puf Deluxe Desenfundable XL y he de decir que es mucho mejor de lo esperaba, es un producto de 10. Tienen un servicio de asistencia muy rápifo y atento.

El mejor puff que he tenido – Tan suave y cómodo como me esperaba. Lo recomiendo totalmente.

Puff amplio y suave – Me ha enamorado el tacto… y el color visón es precioso con tonalidad marrón chocolate y depende de la luz con un toque gris.

puff de luxe XL – Muy bonito y cómodo
La atención con la empresa muy bien

Puff muy agradable – Es lo que buscaba, cálido y se amolda bien. Lo mejor el chat, muy atentos y cercanos.

  • Colores: en stock hay disponibles marrón, visón, negro, beig, rojo, verde y azul, sin embargo el catalogo de telas es muy amplio, y si les consultas directamente por cualquier otra tonalidad te indicarán la posibilidad de confeccionarlo.
  • Tamaño aproximado: 105 x 105 cm. es un puff grande, no voy a decir que sea un puff gigante, porque creo que gigante por ejemplo es el puff futbol que hacen de 120 x 120 cm. pero el tamaño es más que de sobras para cualquier adulto, de la altura que sea y de la corpulencia que sea.
  • Desenfundable: se puede desenfundar para lavar, en programa delicado y mejor frio, a máximo 30º.
  • Relleno: Va incluido, ya dentro del puff para usar en cuanto lo sacas de la caja, no como en otros sitios que va incluido pero en una bolsa aparte.
(0)

Las muñecas de trapo son parte de la tradición nacional. Los turistas son quienes más las compran para regalarlas como recuerdo de su visita a México.

Entre las artesanías mexicanas, una de las que más llaman la atención a los extranjeros son las muñecas de trapo conocidas como Marías.

Estas piezas son elaboradas por manos y materiales mexicanos; con la vestimenta y los listones coloridos hacen alusión a los trajes típicos de las mujeres mazahuas, grupo étnico ubicado en Michoacán.

Lucía se dedica a hacer, a mano, estas muñequitas. Ella es comerciante no establecida en el Zócalo capitalino. “Las hago rápido, en un día puedo hacer hasta cinco de 60 centímetros; las chiquitas son más detalladas. Yo compro la tela, la corto y coso a mano lo que puedo, lo demás, como el vestido, sí es a máquina, porque es más fácil”, aseguró la artesana.

Explicó que el relleno de las muñecas es de guata, tela especial para relleno textil. Con este material el juguete queda firme y es fácil de limpiar para los compradores.

Las muñecas de trapo surgen de la necesidad de representar a la mujer mexicana en la vida diaria, de acuerdo con Gabriela Avelino, investigadora y productora de programas de TV para la página webMéxico Lindo y Querido, “a pesar de ser muy parecidas, la diferencia entre ellas está en la vestimenta, en la región mexicana de donde son”.

En entrevista por separado, Juan Jiménez Izquierdo, promotor cultural, comentó que con el tiempo y el ingenio mexicano, la artesanía se ha ido adaptando a las nuevas generaciones, “los modelos y materiales que utilizan para elaborar esta muñequita son los mismos, lo que cambia es la ropa, ahora las puedes ver vestidas más modernas y con el cabello suelto en vez de trenzado; con sombrero en lugar de listones; incluso ya hay muñecas güeras”.

Gabriela Avelino detalló que llamarles Marías es un término degradante porque hace referencia a las mujeres que piden dinero en la calle. “El nombre con el que se conoce tradicionalmente a estas piezas es muñeca de trapo y está descartado que son fabricadas para ser sirvientas de otras muñecas más estilizadas”.

De 15 a 60 pesos llegan a costar estas muñequitas, el precio varía según el tamaño. Las elaboran desde 5 hasta 60 cm de alto.

(0)

Probablemente tu abuela o tu tía te hayan regalado alguna vez una muñeca de trapo. Con el tiempo han ido desapareciendo del mercado, y han sido reemplazadas por juguetes electrónicos o muñecas más sofisticadas.

Sigue leyendo si quieres saber más sobre esta muestra de artesanía en la que todavía algunas personas trabajan para que no desaparezca por completo.

1. ¿Diversión o decoración?

Además de ser un juguete para las niñas son muy fáciles de realizar, por lo que es posible hacerlas en casa y al gusto de cada persona.

2. ¿Cuál es su historia?

Se dice que las primeras aparecieron en la época egipcia. Eran elaboradas con papiro y lino, elementos biodegradables.

En el pasado, nuestros pueblos indígenas hilaban fibras de hojas de maíz, fique, enea, y otras plantas, que eran usadas para confeccionar chinchorros, hamacas y vestimentas. También usaban cueros de animales como conejos y alpacas, plumas de aves, cortezas de árboles y muchas raíces que hoy no se usan. Con esos materiales los abuelos hacían muñecas junto a sus niños, pero no para darles un regalo sino de enseñarles los oficios necesarios para la supervivencia a través del juego.

Los conquistadores trataron de hacer muñecas, pero utilizaban trapos sucios y eso trajo enfermedades. Entonces acudieron a esclavos de África para hacer este trabajo.

A lo largo de la historia han estado infravaloradas y prácticamente ignoradas. Los usuarios y coleccionistas se centran en muñecas de porcelana, las llamadas chinas, de biscuit, madera u otros materiales. Incluso los ositos de peluche (Teddy Bears) han tenido mayor prestigio.

3. ¿Qué es un trapo?

El trapo es un pedazo de tela usada que no sólo sirve para la confección de objetos como las muñecas, sino también para limpiar superficies en los hogares.

4. ¿Qué papel juegan las muñecas de trapo en Venezuela?

Son parte de nuestra identidad cultural, pues han sido utilizadas en gran parte de la historia de Venezuela y el mundo. Incluso hay una costumbre de bautizar a las muñecas y colocarles nombres para identificarlas, como las andinas, llaneras, sirena playera, entre otros.

5. ¿Quiénes se dedican a elaborarlas? 

Algunas señoras han sido figuras importantes en el mantenimiento de esta costumbre.

Zobeyda, mejor conocida como La Muñequera, se encargó de que esta tradición perdurara entre los venezolanos hasta sus últimos días de vida. Comenzó a elaborarlas en los años 70, y con el pasar de los años fundó El Museo de Las Muñecas, cerca de la Plaza Bolívar de Píritu. Tanta fue su dedicación que Alí Primera le compuso una canción para homenajearla. Además, en 2006 se le otorgó el Premio Nacional de la Cultura del estado Portuguesa.

Rosa, por su parte, aprendió el oficio con su madre. Tiene más de 35 años haciendo muñecas en Guatire. Ella se inició en este arte para su entretenimiento, y luego empezó a regalarlas. Sin darse cuenta llegó un momento en el que estaba todo el tiempo haciendo muñecas. Algunas de sus creaciones son parejitas de andinos o de llaneros, wuayú, la Negra Hipólita, y como es guatireña, marionetas de la Parranda de San Pedro.

En el estado Zulia se encuentra Doris Orence, quien lleva haciendo muñecas 50 de los 61 años de edad que tiene.

Amada Rojas, en el estado Sucre, también aprendió desde niña y con su trabajo va dejando huellas para las siguientes generaciones.

6. Sabías qué…

Aquiles Nazoa hizo un libro llamado Vida Privada de las Muñecas de trapo, una obra con historias, cuentos, poesías, y fotografías de muñecas de trapo en color o blanco y negro.

Armando Reverón usaba muñecas de trapo para sus pinturas. Ellas, que eran elaboradas a mano por el artista, fueron sus modelos y compañeras.

7. ¿Qué relación tienen las muñecas de trapo y la literatura?

Han sido protagonistas de numerosos poemas y cuentos infantiles, como es el caso de Wolliwog, un muñeco de los libros anglosajones. En el período siguiente a la segunda guerra mundial, el Golliwog y el oso de peluche se popularizaron considerablemente.

Estos cuentos por lo general están cargados de tradición y sentimiento. Hay uno llamado Cuentos de aquí y Allá, de la Editorial Arandurã, y del que Martín Venialgo es autor. Allí se encuentra Muñeca de Trapo, que narra la historia de una madre que le regaló una a su hija en sus quince años, ya que era lo único que podía darle, y ésta le sirvió como motivación para poder triunfar en la vida más adelante.

8. ¿Cómo hacer tu propia muñeca de trapo?

  1. Dibuja un patrón para que lo utilices como plantilla sobre la tela.
  2. Escoge la tela que vas utilizar para la ropa y la piel. Recorta cada parte y cose dejando un hueco para que puedan ser rellenadas con algodón.
  3. Después de rellenadas cóselas nuevamente.
  4. Añádele los ojos, la boca y el cabello. Puedes dibujar sobre la cara o utilizar otra tela. Es recomendable que el cabello se haga aparte.

9. Salón Regional de Muñecas de Trapo:

En el Museo de Coro se les rinde homenaje con el fin de, entre otras cosas, promover que se rescaten las tradiciones venezolanas. Se exhiben una inmensa cantidad de muñecas, la gran mayoría hechas por señoras mayores. Además, en las exposiciones se encuentran talleres y charlas al respecto.

10. Telenovela Muñeca de Trapo

Es una telenovela venezolana que se transmitía por Venevisión en el año 2000. Se trataba de una niña que fue alejada de sus padres y por eso fue criada en un humilde barrio. A la protagonista la llamaban Muñequita de Trapo quienes la despreciaban.

11. Sabías qué…

En los siglos IXX y XX existía la costumbre de que mientras una quinceañera bailaba el vals, se iba pasando una muñeca de trapo entre los presentes para representar el paso a la adultez.

 

(0)

Puff o mesas originales y rincones de arte creados con pintura a la tiza son algunas de las opciones para elegir.

Cualquier momento puede ser ideal para pensar en darle una nueva imagen al cuarto de los chicos, ya sea con una lavada de cara o con la incorporación de algún objeto que sume diseño y diversión.

“Los puffs en las habitaciones de los niños y adolescentes cumplen varias funciones: para sentarse a charlar con amigos, para tomar la merienda, escuchar música, jugar a la play o leer un libro; a la vez, que decoran el ambiente con un toque de color”.

La incorporación de piezas didácticas es otra de las opciones para tener en cuenta, donde lo primero es el juego, como base. “La clave es armar espacios lúdicos alineados con el diseño de cada casa” y además, buscamos que cada mueble y objeto sea funcional a cada etapa de la vida”.

En el cuarto infantil no pueden faltar los muñecos de tela con divertidas formas de animales, en algodón, lana o en telas hipoalérgenicas, ideales para los más chicos, como los que sugiere la interiorista Agustina Cerato y, también los diseñadores de la firma La Blancherie.

(0)

Hacer muebles reciclados es algo cada vez de lo más habitual y no solo gracias al uso de la madera de elementos como los palets, sino que también podemos hacerlos con plástico. Les explicamos a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo hacer un puff con botellas de plástico.

Puff con botellas de plástico

Los puff son quizás uno de los muebles más de moda entre las actuales tendencias de decoración.

Un puff hecho con botellas de plástico será un puff ligero, que podemos colocar en cualquier estancia de la casa, en especial el dormitorio de los niños o adolescentes que estarán encantados de poder contar con un asiento tan moderno y original. Veamos ahora como se hace.

Pasos para hacer un puff con botellas de plástico

Si tienes varias botellas de plástico en casa, puedes hacer este tipo de puff de manera fácil siguiendo estos pasos:

  • Botellas de plástico de litro o litro y medio
  • Tela
  • Esponja
  • Hilo y Aguja
  • Cinta adhesiva

Pasos

  1. El primer paso para hacer este puff con botellas de plástico es cortar las botellas de modo que la podamos ensamblar una con otra. Lo que tienes que hacer es cortar el cuello de una de las botellas e introducir dentro, del revés otra botella. Luego las unes con un poco de cinta adhesiva.
  2. Una vez que tienes suficientes botellas ensambladas de modo que puedas hacer con ellas un cuadrado o una figura que tenga forma similar a un círculo, las unes todas con cinta adhesiva. Lo ideal es utilizar para hacer este puff unas 30 botellas. Debes unirlas todas con cinta adhesiva tanto por la parte de arriba como por la parte de abajo.
  3. Una vez tienes unidas todas las botellas debes comprobar su consistencia y resistencia. Coloca un cojín encima y te sientas para ver si aguantan tu peso. Ese mismo cojín deberá ser después el que coloques antes de acabar el puff.
  4. Nos toca ahora cubrir con tela las botellas. Debes medir la tela dejando unos centímetros de más para que puedas hacer una especie de funda.
  5. Existen dos modos de hacer la funda de tu puff con la tela. Una es cortar dos trozos de tela, cubrir con ellas las botellas y unirlas con aguja e hilo o con máquina de coser, dejando un lado abierto para introducir las botellas. Otra opción es cubrir con tela las botellas marcar por debajo, cortar la tela y coserla con las botellas ya dentro.
  6. Eso sí no olvides cubrir también el cojín con esa tela para que sea todo del mismo color o estampado.
  7. Una vez hayas forrado también el cojín ya habrás acabado y ya podrás disfrutar de tu puff con botellas de plástico.
(0)

Las muñecas de trapo nunca pasan de moda, son perfectas para niños y niñas, y muchos adultos las conservan desde su infancia. ¿Quieres saber cómo hacer muñecas de trapo? Sigue leyendo y verás que el proceso es muy fácil.

Pasos para hacer muñecas de trapo

  1. Lo primero que debes tener claro es la apariencia que quieres que tenga tu muñeca, o incluso si quieres que tenga forma de muñeca o de animal.
  2. Puedes elegir cualquier tela, incluso con la más sencilla te puede quedar muy bien. Te vale cualquier color pero ten en cuenta que el que elijas determinará el color de la piel de la muñeca.
  3. Es recomendable que dibujes el contorno de la muñeca en un retazo para que después te resulte más fácil darle forma. Añade siempre 1-2 cm de más a lo ancho para que haya espacio suficiente para la costura.
  4. Corta los dos trozos de tela para hacerle una segunda capa, así quedan exactamente iguales. Mantén el patrón sobre la tela, será más fácil hacerlo.
    Sujeta la tela con alfileres y cose la mayor parte del contorno, dejando una abertura para poder introducir por ahí el relleno.
  5. Libera las costuras de las esquinas y las que están en las curvas. Hazlo con cortes triangulares en el margen de la costura, con cuidado de no cortar la propia costura.
  6. Gira la muñeca hacia afuera pasando la tela por la abertura. Lo ideal es que utilices la parte del lápiz que tiene goma de borrar para empujar las partes más pequeñas del cuerpo.
  7. Ahora ya puedes poner el relleno, el cual puedes comprar en cualquier tienda de manualidades. Puede ser de fibra de poliéster, retazos de tela o bolitas de algodón, por ejemplo.
  8. Dobla los bordes de la abertura hacia dentro y cose para poder cerrarlos. Si es posible, cose a máquina ésto último ya que quedará mucho mejor. Si no, a mano también queda bien.
  9. Una vez cerrada la muñeca, llega el momento de hacerle los brazos y las piernas. Cuando lo tengas, debes coserlas a la muñeca.
  10. Añade sus rasgos faciales, por ejemplo con botones para formar sus ojos y la nariz.
  11. El pelo de las muñecas de trapo se puede hacer con hilo o cuerda, del color que quieres que tenga la cabellera. Corta los hilos con el doble de la longitud que quieres, dobla y ve cosiendo en la cabeza.
  12. Para la ropa, puedes utilizar ropa de muñecos bebés o bien hacerla con patrones que puedes encontrar en la red.
(0)

Los niños, especialmente aquellos que son menores de 10 años, tienen apego por sus juguetes. Especialmente por algún peluche o muñeco. Su similitud hacia la figura humana los transforma en compañeros de juego. ¿Acuden ellos cuando son víctimas de bullying? Julia Cerda, Directora de la escuela de trabajo social y Encargada Programa de Familia y Comunidad Utem, explica a Publimetro que la relación de los niños con los peluches, versus otros objetos es distinta.

“Los juguetes son objetos distintos, los niños y niñas hablan de ‘los sentimientos del peluche’, en tercera persona. A través de ello están hablando sobre lo que sienten”, explica la especialista. Basado en este hecho, la emprendedora Karen Wynands desarrolló unos particulares muñecos de trapo que, junto a un set de tarjetas, están combatiendo el bullying.

Muñecos para trabajar sobre bullying

Bajo el nombre de “Muñeco Motor” es el nombre de estos muñecos que, a través de mensajes positivos, busca mejorar el autoestima, las emociones y la actitud de niños y niñas en los distintos contextos donde se desarrollan como el colegio. De hecho, actualmente estos muñecos están siendo utilizados en varios colegios de la comuna de Peñalolén, con resultados exitosos.

¿Cómo nació la idea? Karen es egresada de asistencia social y siempre quiso crear algo pensando en los niños. Según relata a Publimetro, su sueño era tener una juguetería. “Surgió así, de la nada. Sólo quería crear algo para los niños”, nos comenta. Wynands añade que “el interactuar con los muñecos y las tarjetas que traen, con mensajes positivos, ayuda a los niños a tener un mejor manejo emocional”.

Compañeros de tela

En este sentido, la especialista Julia Cerda señala que el uso de peluches o muñecos si es recomendable en los tratamientos infantiles. “Desde siempre se han utilizado en estimulación temprana con niños muy pequeños, porque los juguetes que en este caso son peluches o muñecos son un modo primario de relación de los seres humanos con los objetos, siendo no sólo un instrumento para jugar, sino un mediador entre los niños/as y su mundo”, explica la Directora de la escuela de trabajo social de la Utem.

“La manipulación de los juguetes permite la expresión de los significados que los niños atribuyen a las personas y eventos de su vida, de mejor manera que mediante las palabras, ya en el siglo pasado se tenía claro a través de las investigaciones que los juegos de los niños son su mejor lenguaje, y los juguetes son sus palabras. Entonces además de estimulación el uso de muñecos permite trabajar en mejorar condiciones de vida de las niñas y niños”, añade la especialista.

Curiosos personajes

Con 43 centímetros de estatura, Amaro Felicidad, Sofi La Lectora Feliz y Oliver el Perrito Galactico (entre otros diez personajes), están confeccionados con materiales reciclados como tapices y madera, los que entregan 70 fichas con diferentes mensajes positivos: “me acepto y me amo”, “merezco ser una persona amada”, “acepto y amo a mis padres tal y como son”, entre otros.

Hasta la fecha, seis colegios de Santiago (tres municipales y tres particulares) han trabajado con los muñecos y que para este año llegarán a la V Región y Puerto Natales con esta iniciativa. “La idea es que los pequeños, de entre 6 a 14 años, repitan día a día en sus colegios estas frases, para que así puedan comenzar de una forma distinta y positiva la jornada”, asegura la creadora de los muñecos, también disponibles en amate.cl para el trabajo en el hogar.

Los muñecos ayudarían a los niños a abrirse y contar estas situaciones. “Después de sufrir alguna situación traumática, se nos hace difícil hablar de aquello, así los muñecos y jugar con ellos les permite comunicar lo que sienten, en diversas situaciones. Jugando se quitan los miedos”, dijo a Publimetro la Directora de la escuela de trabajo social y Encargada Programa de Familia y Comunidad Utem, Julia Cerda.

Esta sería una de las razones, por la que muñecos como éstos o como los de “A la quimio con mi simio” han tenido tanto éxito al ser utilizados en actividades de interacción con niños pequeños.

(0)
WhatsApp chat